Confinamiento por Coronavirus de familias divorciadas en España

Estamos atravesando un momento muy complicado con el confinamiento domiciliario impuesto por el decreto de alarma debido al virus COVID19.

El porcentaje de matrimonios divorcicados con hijos es de casi la mitad. ¿Qué supone esto?

Supone que existen miles de familias divorciadas y separadas en España con hijos menores que no saben a qué atenerse en la aplicación del régimen de visitas.

La interpretación del decreto es dispar por parte de los Juzgados.

El decreto de alarma por la pandemia por Coronavirus desde nuestro punto de vista suspende el derecho de visitas de los padres y madres separados pues no es posible realizar el desplazamiento necesario para el cambio de domicilio.

Evidentemente sí es posible el cambio de progenitor, pero sólo en aquellos casos en los que sea necesario y justificado.

Confinamiento de familias separadas con niños

Consejo General del Poder Judicial:

¿Qué dice el Consejo General de poder Judicial al respecto?, pues lo que dice sencillamente es que cada Juzagdo será el que valore en cada caso la aplicación, o no del derecho de visitas.

En la práctica hay muchos Juzgados que han dejado claro que sólo realizarán las actuaciones urgentes y necesarias como son las medidas urgentes por existir un posible daño inminente para los niños, la vía de medidas urgentísimas del artículo 158 del Código Civil.

Denuncia y demanda por incumpliendo del régimen de visitas:

No cabe denuncia penal sino sólo demanda civil por incumplimiento de régimen de visitas.

¿Prosperaría una demanda?, salvo que exista mala fe por parte del progenitor demandante no, pues evidentemente estamos en una situación extraordinaria con una absoluta inseguridad jurídica en la que muchos padres y madres verdaderamente no saben qué hacer.

Ningún régimen de visitas se ha confeccionado con previsión de que pudiera existir una pandemia mundial por el virus del Coronavirus ni cualquier otro que supusiera la aplicación del estado de alarma con confinamiento domiciliario de España. Incluso para ir más lejos, de haberse previsto, no se hubiera en ningún caso tener en consideración estas circunstancias extraordinarias concretas.

Por ello no es el momento de enfrentarnos en los tribunales sino de normalizar la situación en todo lo posible con sentido común y prudencia tratando de buscar la mejor opción para los menores.

Pandemia por Coronavirus y divorcio con hijos

Prioridad de mediación y entendimiento entre progenitores:

La prioridad es la del entendimiento, que debería de ser siempre la primera opción.

Lo primero no es aplicar el convenio regulador, lo primero es que los padres y madres adapten las posibilidades familiares y las demás circunstancias a las necesidades de los hijos para lograr la mejor opción.

Sólo en caso de desacuerdo es cuando se aplicaría el régimen de visitas del convenio o de la sentencia. En este caso es momento de unirnos y no separarnos más en cuestiones paternofiliales.

Está suspendido el derecho de visitas de los hijos pero evidentemente habrán que realizar los cambios que sí sean necesarios y justificados.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
Me conviene una relación matrimonial o no

Cuando conviene divorciarse

¿Cuando conviene o no conviene divorciarse?.

No se trata conveniencia sino tal vez de lo que una persona quiera y necesite hacer.

Un matrimonio no conviene o deja de convenir sino que simplemente se quiere y desea, o no.

En el divorcio o seapración pasa exactamente lo mismo.

Divorcio por conveniencia

Hay muchos matrimonios (como tantas otras relaciones) que no nos conviene pero las mantenemos y otras que a pesar de convenimos optamos por no tenerla.

Por ello debemos de tratar de buscar un equilibrio. No escuestión ni de hacer todo lo contrario de lo que nos conviene ni hacer lo que nos conviene olvidando aquello que de verdad queremos.

Normalmente el interés y conveniencioa debe de dejarse a un lado, pero es evidente que estamos condicionados por todo y por ello nos influencia en nuestro matrimonio todos los condicionantes.

Nosotros pensamos que hay que cambiar el “me conviene o no me conviene”, por el “es lo que quiero o no es lo que quiero” en la vida.

Ni es justo finalizar un matrimonio por entender que no es nuestra mejor opción y tener otras que nos convienen mas.

Ni tampoco es justo aguantar un matrimonio que no nos conviene por estar haciéndonos daño o perjudicándonos.

Dudas en un matrimonio:

Es normal tener dudas en una relación matrimonial.

Uno de los problemas más frecuentes suele ser no buscar la manera de solucionar esas dudas o problemas.

Tenemos la capacidad de reforzar la relación o de debilitarla.

Lo importante es potenciar nuestra capacidad de comunicación y de poder aclarar lo que cada uno de los miembros de la pareja quiere y lo que no quiere.

Una vez sabido eso, hay que entender si es compatible y superar las dudas que son normales, lo que tampoco es normal es acostumbrarse a una relación que no queremos.

Todas las problemas atraviesan dificultades en algún momento y debemos de tratar de superarlos, pero no someter a la relación a más presión de la que puede soportar.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

Superar un divorcio rápido

La prioridad no es superar un divorcio rápido o lento, sino superarlo de una manera constructiva y lo más sana posible.

Evidentemente en la medida de lo posible será mucho mejor superar un divorcio antes que después y por ello cuanto antes mejor.

Pero existen casos en los que pretender superar un divorcio rápido supone la precipitación errónea de la dirección de la vida postmatrimonial.

Por ello más que superar el divorcio rápido se debe de superar bien o al menos lo mehor posible.

Todo tiene un tiempo de duelo, aceptación y superación y es por ello que cada persona tendra unos tiempos diferentes en el proceso de superación de la ruputra matrimonial.

Realmente la mayoría de las personas adultas han tenido antes de su matrimonio otras relaciones de pareja que han acabado dejándose.

Por ello, no debemos de dramatizar con el divorcio como si fuera algo muy diferente.

La esencia de un divorcio es la ruputra sentimental. Además evidentemente habrá que regular todos aquellos vínculos que se hayan construido.

En definitiva la disolución del vínculo matrimonial es simple, tan simple como el divorcio express.

Pero hay parejas no casadas que pueden tener similares vinculaciones con patrimonio e hijos que una pareja casada.

Por ello no debemos de dramatizar la situación como punto de partida para superar el divorcio, no se acaba el mundo, se acaba esa fase de la pareja y el matrimonio, pero en fases posteriores incluso si así lo desearan los cónyuges podrían volver a retomar la relación.

Superar sin drama el divorcio

Superar un divorcio deseado o no deseado.

Un factor que influye mucho en la capacidad de superación de un divorcio es si es deseado o no deseado. Es decir si el divorcio ha sido querido por uno mismo o solicitado por nuestro cónyuge.

En ocasiones ha sido solicitado y deseado por ambos esposos, pero lo más frecuente es que inicialmente la petición sea de una de las partes respecto de la otra.

Cada caso es muy diferente y no se debe de generalizar, pero normalmente cuesta mucho más superar la ruptura a la persona a la que han dejado que a la que deja al otro cónyuge.

¿Por qué?, principalmente por haber tomado una decisión, pues cuando una persona se divorcia sin desearlo solo acepta algo que no quiere hacer y ello supone un verdadero conflicto emocional por acceder a algo que no desea y no poder entender completamente al no haber sido suya la decisión.

Consejo y recomendación:

Lo mejor es formentar la comunicación y el respeto entre los cónyuges que se divorician y entender que dos personas cuando se divorciarn se separan pero no necesariamente se destruyen.

Cada persona es una individualidad completa que con el matrimonio formaban un proyecyo de dos que llega a su fin con el divorcio pero se debe de retomar la vida individual que nunca se debió de dejar completamente de lado con el matrimonio.

Como se suele decir en todo en la vida hay cosas buenas y malas y lo que hay que hacer en la medida de lo posible aunque en ocasiones sea muy complicado, es quedarse con las buenas.

Nadie se murió por divoricarse, pero según algunos de los expertos si hay matrimonios muertos en vida. Un divorcio nunca es una opción buena, sólo necesaria y como cualquier contingencia de la vida hay que luchar por superarla.

No nos casamos con la intención o posibilidad eventual de que nos divorciemos, nos solemos casar para compartir nuestra vida con nuestra pareja, pero tenemos que respetar que ambos cónyuges tienen el derecho y la libertad de querer divorciarse en cualquier momento del matrimonio.

[Total: 1   Promedio: 5/5]

¿Merece la pena el acuerdo?

Siempre merece la pena el acuerdo, pero en lo que se refiere a un divorcio o separación matrimonial más aún.

Siempre merece la pena llegar a un acuerdo
Buscar el acuerdo en el divorcio

El matrimonio comienza por el acuerdo de los miembros de la pareja que deciden formalizar su relación por medio de la institución matrimonial.

El divorcio termina por la voluntad concurrente de ambos cónyuges o por la petición individual de uno sólo de los esposos.

Es curioso como al celebrar un matrimonio todo parece perfecto e idílico y no existe la tendencia de medir y delimitar los derechos y obligaciones de los cónyuges pero después en el momento de la crisis matrimonial parece que sí existe una tendencia de reclamar todo aquello a lo que tenga derecho.

Los derechos deben de garantizarse y hacerse en todo lo posible efectivos.

En cambio, en muchos casos como se suele decir los derechos de unos terminan donde empiezan los derechos de otros. Por ello en ocasiones es difícil hacerlo compatible y es ahí donde radica el problema.

No podemos pretender exigir nuestros derechos sin pretender otorgar la misma importancia y virtualidad a los de la otra parte.

En muchos casos se mezclan temas y parece que la parte emocional de la ruptura condiciona los derechos y obligaciones de los cónyuges, pero no es así.

Se repite mucho la situación en la que un cónyuge deja al otro que evidentemente es el dejado, que no desea solicitar inicialmente el divorcio y que guarda cierto resentimiento que es frecuente que trate de compensar con el divorcio.

Separar lo emocional de lo legal:

El principal problema que nos solemos encontrar en la mediación de una separación o divorcio es que una de las partes, o incluso las dos, no spearan lo emocional y puramente sentimental de lo legal.

En un despacho de abogados se deben de resolver todas las dudas que tenga el cliente, pero no se deben de sacar los trapos sucios que hemos ido acumulando a lo largo de la relación de pareja.

Es un error el enfoque de una persona que pretende desahogarse en el despacho de abogados que se ocupa de tratar de ayudarle y reconducir el divorcio por la vía del mutuo acuerdo.

Como ya hemos dicho, siempre merecerá la pena llegar a un acuerdo, por ello es tan importante mostrar la actitud adecuada y abstenerse de hacer manifestaciones y comportamientos que nos enfrenta y limita las posibilidades de un acuerdo sano y constructivo de dos personas adultas que igual que se han puesto de acuerdo para casarse, también pueden llegar al consenso en la separación o divorcio.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
Divorciarme urgentemente

Urgencias abogados de separación

Abogados de Urgencia para divorcio

Una separación matrimonial puede ocurrir con urgencia pero lo mejor es que se realice con el tiempo necesario como para sopesar correctamente la decisión.

Una separación es una decisión tan importante que cambiará la vida de ambos cónyuges y sus seres queridos y vinculaciones patrimoniales.

Al igual que existen matrimonios que tal vez se precipitan en el momento de tomar la decisión de casarse, también puede ocurrir a la hora de separarse o divorciarse.

Parece que está normalizado poder casarse de manera urgente cuando el amor nos apremia, pero parece que es criticables pedir el divorcio de manera urgente cuando el amor se acaba o tal vez se detecta que no es como pensábamos.

No hay que tener miedo ni al divorcio ni al matrimonio pues lo que hay que temer en todo caso es a no poder tomar una decisión con libertad.

Divorciarme o separarme urgentemente:

¿Cuál es el plazo para separarme o divorciarme de la manera más urgente?

No es recomendable divorciarse urgentemente, pero para el caso de que sea necesario o así lo quieran las partes, sí es posible.

Puede ser que nos dejemos llevar por las emociones pero nos puede ocurrir en cualquier decisión de nuestra vida en la que nos podríamos plantear si estamos capacitados para tomar una determanda decisión:

  • Emparejarnos para empezar.
  • Casarnos.
  • Comprarnos una vivienda y en su caso hipotecarse.
  • Tener hijos… etc etc

Plazos de divorcio:

Existen varías posibilidades de divorcio y cada una de ellas supone unos plazos muy diferentes:

  • Divorcio ante Notario: Inmediato.
  • Divorcio judicial de mutuo acuerdo: Variable de entre 2 y 4 meses normalmente.
  • Divorcio judicial contencioso: Unos 6 meses.

El divorcio puede ser urgente, nosotros ayudamos a tramitarlo de la manera más rápida cuando el cliente siente que es necesario.

El problema es que en un determinado matrimonio los cónyuges no sientan que pueden divorciarse y mantengan un matrimonio por costumbre.

Desde nuestro punto de vista es mejor un divorcio urgente que un matrimonio indisoluble o un matrimonio para siempre, pues debe de ser para siempre por el deseo de los cónyuge renovado día a día y no por ningún tipo de imposición ni condicionamiento.

[Total: 2   Promedio: 5/5]
Divorcio gay rápido, fácil y eocnómico

Divorcio Gay 🙋‍♂️🙋‍♂️

El divorcio gay sigue evidentemente los mismos trámites legales que cualquier otro tipo de divorcio.

Divorcio gay rápido, fácil y eocnómico
Divorcio gay

En el año 2005 se aprobó la Ley de Divorcio Express gracias a la cual en España es posible el divorcio gay pues no se hace distinción ni de matrimonios ni de separaciones y divorcios con independencia del sexo y orientación sexual de los intervinientes.

Anteriormente se daba la injusta situación de desigualdad en la que sólo era posible una relación de pareja de hecho, o matrimonio y correlativo divorcio o separación heterosexual.

Se ha avanzado mucho en los derechos y obligaciones en papel de las personas y el último paso y reto que nos queda es avanzar en la mentalidad social.

Tenemos que evolucionar en la aceptación del matrimonio y divorcio gay, ¿por qué? por haber enseñado a la sociedad generaciones anteriores que la homosexualidad era una desviación, una degradación o incluso una enfermedad.

Es intolerable y por eso es tan importante que se fomente las relaciones de todo tipo, nosotros no abogados por las relaciones homosexuales o heterosexuales, sino por las relaciones sentimentales de personas, sin más.

El género o la orientación de género no debe en ningún caso ser una distinción pues desde el momento en el que hacemos una diferenciación ya estamos diferenciando.

Abogados divorcio express:

Somos abogados experto en divorcio express que buscamos en todo momento la accesibilidad. ¿De heterosexuales o de homosexuales?, ¿de personas al tas o bajas?, ¿de blancos o negros?, evidentemente por todos por igual sin ningún tipo de distinción.

Si es complicado de por si sólo un divorcio más aún lo será si innecesaria y discriminatoriamente se distingue por “categorías” de persona. Como si fueran diferentes, como si estuvieran etiquetadas por pertenecer a un determinado género como ocurre en los objetos.

Somos abogados expertos en escuchar los problemas familiares y valorarlos jurídicamente para poder ofrecer las mejores soluciones legales que puedan ayudar gracias a la mediación de una manera constructiva, positiva y lo más justa posible a ambos cónyuges. Debemos de partir de la base de que en un divorcio express no serán siempre compatibles los derechos de una parte con los de la otra.

Colectivo LGTBI:

Los derechos de toda persona deben de estar reconocidos con independencia de su situación intersexual. Defendemos los matrimonios y divorcios gays, de lesbianas, de transexuales, bisexuales y cualquier otra distinción sexual. Al igual que se apoya a los que son capricornio o acuario, los que se celebran los lunes y los jueves o los que tienen 20 años o 70.

Es indiferente, lo que hay que apoyar es el divorcio de mutuo acuerdo como opción amistosa para la resolución de un conflicto de familia.

Apoyamos a las personas valientes que se casan y se divorcian a tiempo y no aquellas que protagonizan el prototipo de matrimonio ideal que se estila mayoritariamente en la sociedad como si fuera el correcto y creando un desvalor de los demás. Existe un tipo de matrimonio tradicional que se celebraba para aguantar, para siempre, y ahora afortunadamente hemos evolucionado y las personas no sólo se casan para hacer una familia sino también y de manera principal para intentar ser felices.

[Total: 2   Promedio: 5/5]
La importancia de la reflexión en el procedimiento de separación

Reflexión sobre el divorcio en España

¿Qué reflexión merece el estudio de la institución del matrimonio actualmente en España?.

La importancia de la reflexión en el procedimiento de separación
Reflexionar divorcio

Actualmente el matrimonio por desgracia ha perdido su valor por la degradación que en parte se ha realizado respecto del mismo.

Hasta 1981 no se pudieron tramitar divorcios en España, parece algo muy lejano, pero por desgracia no lo es tanto, son 38 años a día de hoy.

A partir de 1981 sí que se podía acudir al divorcio pero con ciertas limitaciones y condicionantes lo cual tampoco permitía ni jurídicamente ni socialmente pues la sociedad era muy tradicional y no facilitaba las separaciones libres.

Antes las personas se casaban para construir una familia y ahora nos casamos para ser felices. El enfoque es totalmente diferente.

La tendencia actual, unida a la vertiente más superficial y materialista nos ha llegado a devaluar los valores del matrimonio de manera que existe una tendencia divorcista en la que matemáticamente la mayoría de los matrimonios acabarán en ruptura y es una pena.

A pesar de ello la pena mayor es aguantar un matrimonio infeliz, de tal manera que lo más importante que nos debe de hacer reflexionar es si es acertada nuestra decisión ideal de casarnos pues se tiende a la precipitación y si tenemos el tipo de relación sana que sería deseable.

Reflexión sobre la decisión de divorciarme o separarme:

La decisión de mantener un matrimonio o divorciarse o separarse debe de ser fruto de reflexión. Parece que cuando escuchamos la palabra “pensar en divorciarme” es algo necesario cuando nuestro matrimonio no está bien, pero la decisión de mantener el matrimonio no suele ser reflexiva en muchos casos sino que “nos dejamos llevar”.

No sólo debemos de reflexionar en el momento del divorcio sino también y con más importancia durante el matrimonio, precisamente para mantener un matrimonio consciente y prevenir el divorcio o al menos favorecer que de producirse esté se pueda reconducir de mutuo acuerdo.

Existen tres posibilidades dentro de una situación de ruptura que vamos a relatar de mejor a peor:

  • Un divorcio de mutuo acuerdo.
  • Un divorcio contencioso.
  • Un matrimonio infeliz que no se divorcia.

Perder el miedo al divorcio express:

Parece que estamos acostumbrándonos al divorcio en nuestro entorno pero no concebimos aún nuestro propio divorcio pues lo consideramos imporbable o remoto.

Pues bien, como ya hemos divorcio estadísticamente el divorcio de un matrimonio en España por desgracia es lo más probable.

El panorama del derecho de familia ha sido revolucionado por las Divorcionetas, están plenamente aceptadas y normalizadas, pueden incluso parecer algo gracioso si nuestro matrimonio va bien, pero sino ser muy incómodas.

Hay muchos matrimonios que prefieren acomodarse en su infelicidad y no vivir un matrimonio pleno. Esta situación puede ser perfectamente válida si ha sido el resultado de un proceso de reflexión. En cambio si simplemente ha sido por haberse dejado llevar por la inercia matrimonial estaremos ante un problema.

Tenemos que perder el miedo al divorcio express de mutuo acuerdo sino tener miedo real al divorcio contencioso y a lo que es peor, el matrimonio contencioso que es aquel que se mantiene infelizmente. El problema no es tener una Divorcioneta aparcada en nuestra puerta sino no haber sido capaz de reflexionar sobre lo bueno y malo, el pasado, el presente y el futuro de nuestra relación de pareja o matrimonio.

Partiendo de esa base

[Total: 2   Promedio: 5/5]
Hospitalización de niños e hijos que han sufrido una lesión o accidente

Hospitalización de hijo mayor de edad 🏣

Cuando se produce una hospitalización de una persona en primer término habrá que tener en cuenta su edad.

Hospitalización de niños e hijos que han sufrido una lesión o accidente
¿Qué se hace en los casos en los que un hijo o hija común está en el Hospital?, padres divorciados y separados

Si es menor de edad estará sometido a la patria potestad y guarda y custodia de sus padres, ya sea indistinta si no existe resolución de derecho de familia, o confirme el contenido de la resolución si existe en el cauce de una separación matrimonial, divorcio o guarda y custodia.

Para el caso de que sea mayor de edad no cabrá distinción de guarda y custodia y patria potestad pues se extingue a los 18 años.

En este caso la familia podrá estar al cuidado de su hijo y compartir con él su hospitalización pero en ningún caso existirá una diferenciación de a qué progenitor le toca estar con él pues ya se encuentra extinguida, reiteramos, la patria potestad y guarda y custodia.

Derechos y obligaciones:

Los derechos y obligaciones de un menor de edad están delegados en sus padres pero desde la mayoría de edad tanto el hijo como los padres tienen la misma capacidad de obrar.

Padres, madres e hijos mayores de edad tienen derecho a tomar sus propias decisiones y no cabe especificación o limitación.

Cosa diferente es que el hijo no tenga independencia económica y que en ese sentido se tenga que ser alimentado y atendido en sus necesidades por sus progenitores.

En estos casos se prorroga la aplicación existente que exista, pero en lo que se refiere a los derechos y obligaciones derivados de la patria potestad y guarda y custodia, incluyendo el derecho de visitas quedan extinguidos a los 18 años de edad de los hijos, momento en el que hijos y padres son mayores de edad sin distinción.

Las decisiones médicas las tomará el propio hijo.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
Divorcio express al acabar las vacaciones

Separación después de las vacaciones

Divorcio express al acabar las vacaciones
Divorcio de mutuo acuerdo cuando acaban las vacaciones de verano

Son muchos los matrimonios que después de las vacaciones, principalmente de verano, sopesan la decisión de separarse o divorciarse.

La decisión no es fácil, pero se debe de afrontar y resolver para no ir empeorando la situación día a día con un paulatino desgaste de la relación fruto de la falta de decisión.

La decisión puede ser la de mantener y luchar por el matrimonio o la de separarse o divorciarse.

El problema es grave cuando no se toma una decisión a tiempo en un matrimonio con problemas, pero la situación empeora exponencialmente cuando se empieza a perder el respeto en la pareja.

Si realmente todos los años estamos pensando después de las vacaciones que tal vez deberíamos divorciarnos, evidentemente es algo necesario que va a mas si no es posible reconducir la relación de pareja.

Hay personas que viven todo el año pensando y esperando las vacaciones y cuando llegan están deseando que acaben y volver a la rutina por problemas de pareja y familiares.

Hay que ser valiente y cuanto menos tratar el tema abiertamente en pareja y en su caso acudir a terapia de pareja o un despacho de abogados especializado para saber las posibilidades y poder tomar la decisión más acertada.

Divorcio a tiempo para no hacerse más daño:

Cuando la relación no funciona si no se encuentran soluciones una de las peores opciones es ir dejándolo pasar pues ello normalmente nos lleva a hacernos más daño.

Toda ruptura es dolorosa en mayor o menor medida y se vive de una manera diferente en función de las circunstancias y perspectiva subjetiva de cada cónyuge.

Por todo ello detectar un problema en un matrimonio nos da la oportunidad de actuar y solucionarlo o considerar que no es posible o no merece la pena y lo mejor es optar por el divorcio.

El divorcio a tiempo ahorra mucho tiempo, dinero y sufrimiento, no sólo a los esposos sino a todos los seres queridos que evidentemente sufren la tensión que genera una convivencia matrimonial inadecuada.

Para sufrir y estar llorando dentro de casa es mejor darse un tiempo y reflexionar y calmarse tranquilizando los sentimientos propios y los de nuestra pareja e hijos.

Ello supondrá menor enfrentamiento y dramatismo.

Diferenciar entre la mejor decisión y la decisión que queremos:

En cuestiones sentimentales es muy complicado decidir cuál es la mejor decisión.

Por un lado está como se suele decir lo que deseamos de corazón y por otro lado la visión realista que pensamos en nuestra cabeza a sabiendas de que decisión realmente es la más conveniente.

La mejor decisión no tiene necesariamente que ser aquella que realmente queremos.

Normalmente toda persona casada preferiría mantener su matrimonio, pero el problema es que cuando una relación se ha deteriorado o ha perdido aquello que les unía, la única opción es dejar a un lado lo que le gustaría para hacer aquello que por desgracia es procedente y/o necesario.

[Total: 2   Promedio: 5/5]
Índice de matrimonios y separaciones

Porcentaje de matrimonios y divorcios en España

Índice de matrimonios y separaciones
Porcentaje de matrimonio y divorcio en España

En España actualmente el número de matrimonios tiende a disminuir ligeramente mientras que el número de divorcios aumenta sensiblemente.

¿De qué porcentajes estamos hablando?.

En España se celebran unos 180.000 matrimonios mientras que se producen unos 100.000 divorcios.

Esto supone que por hablar en términos matemáticos el 60% de los matrimonios se divorciaran.

El problema es que estos porcentajes van subiendo en el sentido de que cada vez siguen habiendo menos matrimonios y más divorcios por lo que la perspectiva si nada cambia es que la tendencia se mantenga.

Hace unos años estos porcentajes serian inverosímiles y no serian creídos por nadie por considerar que es una tendencia divorcionista pesimista respecto de la familiar.

Por no es cierto es una tendencia de evolución de la sociedad.

Cada vea los matrimonios duran menos ya que demandan divorciarse por que lo necesitan, pueden y quieren hacerlo.

¿Qué conclusiones podemos sacar?

Los números no fallan y demuestran que más de la mitad de los matrimonios, o lo que es lo mismo, la mayoría, se acaban divorciando.

¿Podemos por tanto afirmar que en España el matrimonio tenga vocación de permanencia?.

Por desgracia no, por desgracia lo contrario pues la mayoría de los matrimonios acaban en divorcio.

Si lo analizáramos con congruencia y sentido común deberíamos de llegar a la conclusión de que lo más normal porcentualmente es que unos novios que contraen matrimonio acaben divorciándose.

Los índices de matrimonios y divorcio son consecuencia de la evolución social que existe en España y que construimos día a día.

Tenemos que cambiar esos porcentajes pero no desde la restricción al proceso de divorcio sino todo lo contrario a la educación sentimental y relaciones sanas que fomenten la permanencia y estabilidad matrimonial.

[Total: 1   Promedio: 5/5]