Capacidad de decisión de los niños

Elección de los hijos comunes en cuanto a su propia custodia
Capacidad de decidir de los niños

¿Un niño puede decidir con cuál de sus padres puede vivir?.

¿Qué importancia se le da en un Juzgado a la opinión y deseo de los hijos?.

¿El sistema está bien diseñado o podría mejorar?.

Son muchas las preguntas que se plantean cuando se trata de derecho de familia en cuanto a la regulación patrnofilial de los hijos comunes.

Para sentar el punto de partida debemos de afirmar que los niños no pueden decidir si quieren vivir con su padre o su madre.

Ocurre lo mismo que si un niño dice que no quiere ir al colegio, evidentmente no depende de él.

El hecho de que los hijos no decidan no deja de ser por la falta de madurez que pueden tener y la influencia con la que pueden sostener sus pretensiones.

Por ello no pueden decidir pero ello no impide que se les pueda tener muy en cuenta.

Algunos Juzgados de familia en juicios de divorcio son impredecibles.

Por desgracia en España hay una Ley pero tantas formas de aplicarla como criterios dispares en mayor o menor medidas existe en cada Juzagdo.

En esencia el sistema es igual, pero el tratamiento del caso concreto difiere mucho de unos a otros Tribunales.

¿Quien oye a los niños?.

Para empezar, gracias a Dios no se oye a la mayoría de los hijos de padres en fase de divorcio.

Podemos distinguir las tres siguientes situaciones.

No intervención de los niños:

En primer lugar la mayoría de los casos son de mutuo acuerdo por lo que la opinión de los hijos no es tenida en cuenta por el Juzagdo por ningún medio.

Esto puede interpretarse como algo negativo, pero todo lo contrario, es lo mejor, lo ideal es que los hijos no tengan que judicializar la ruptura de su progenitores.

Es antinatural que un niño tenga que tener una intervención ante los Tribunales y cualquier medio de manifestación podría generar conflicto de intereses y malas prácticas de los progenitores.

Exploración de niños:

Existen casos en los que siempre y cuando tengan una edad suficiente son explorados (oídos) por el Juez que enjuicia en proceso de sus padres.

Según preceptos legales se debe de realizar obligatoriamente en aquellos casos en los que los padres discuten la custodia de los hijos y tienen una edad razonable, sobre los 12 ó 13 años.

En la práctica se llegan a explorar menores con 6 años.

Se trata de una entrevista con garantías en las que los hijos tratan de expresar aquello que desean y “se supone” que el Juez (que no suele tener conocimientos psicológicos, y de tenerlos no los ejerce en su función de Juez) en atención a su experiencia resuelve en beneficio de los menores.

Crea indefensión al no poder realizar afortunadamente preguntas a los menores dejando de manos del Juez el desarrollo del que en la mayoría de los casos no se deja constancia escrita.

En ocasiones también es presenciado por el Ministerio Fiscal e incluso en algunas ocasiones por los letrados de los padres que en ningún caso pueden intervenir respecto los menores.

Informe psicosocial en el que participan los niños:

En este caso los niños no son escuchados por un Juez sino por un psicólogo y trabajador social adscrito al Juzgado.

En este caso se realiza una entrevista con cada uno de los miembros de la familia y en ocasiones con varios de ellos a la vez para ver la interactuación de los mismos.

La finalidad es emitir un informe que proponga una recomendación de regulación paternofilial.

Ya sea un régimen de guarda y custodia como puede ser el paterno, materno o compartido.

O meramente establecimiento de pautas como por ejemplo:

  • Aumento de relación con régimen de visitas con alguno de los progenitores.
  • Recomendaciones de comunicación.
  • Detección de injerencias negativas que pueden perjudicar a los hijos.
  • Reducción de conflicto entre progenitores.
  • Pautas para padres, madres e hijos.
  • Recomendaciones de mediación judicial o extrajudicial y seguimiento del adecuado ejercicio del rol materno y materno.

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *