Cómo les puede afectar el divorcio a los hijos 👶

CCada vez son más comunes las rupturas de pareja y los divorcios.  Por ello, no deja de ser una situación traumática, que acaba afectando a todo el ámbito familiar. Un divorcio puede causar las mismas dolencias que la pérdida de un familiar querido.

Evitar que el divorcio machaque a los niños
Efectos del divorcio en niños

Tenemos que tener en cuenta, que el divorcio no surge de la noche a la mañana, viene dado por un desgaste en la relación, que puede venir desde incluso de años.

A veces, en las relaciones, se crea un deterioro progresivo, en el que la relación va perdiendo fuerza y finalmente ambos o uno de los dos es quien toma la decisión.

Es obvio que los hijos se van a ver implicados en el divorcio, pues como hemos dicho, afecta a toda la familia.

No debemos exponerlos ni hacerlos partícipes del procedimiento, pues el matrimonio se disuelve pero no los hijos.

Cuanto más al margen los mantengamos, estaremos cuidando de su bienestar y contribuyendo a que les afecte lo mínimo posible.

Efectos emocionales frecuentes en los hijos tras el divorcio

Perdida de seguridad en sí mismos.

Se encuentran en una situación que desconocen y el hecho de que los padres se divorcien, es un cambio grande en el núcleo familiar que hará que se sientan  desprotegidos.

Preocupación por cómo será el futuro.

Tras un divorcio la situación cambia para todos y pueden sentir miedo por si sus necesidades emocionales no puedan ser atendidas.

Miedo a que la relación con los padres cambie.

El miedo a sentirse abandonados por alguno de los progenitores crea en los hijos varias reacciones, como ansiedad, fracaso escolar, crisis emocionales.

Sentimientos de pérdida, soledad, tristeza, lástima, culpa.

Al desmontarse la estructura familiar, sobre todo en hijos adolescentes, las sensaciones que pueden experimentar son de tristeza, lástima, culpa.

Es normal que se sientan así, por eso es importante darles apoyo ambos progenitores para que entiendan que pueden contar con ambos para lo que necesiten.

Esperanza en una posible reconciliación de los padres.

A muchos hijos les cuesta asimilar la nueva situación, y mantienen la esperanza de que en algún momento sus padres vuelvan.

Para evitar que tengan falsas esperanzas, lo mejor es hablar con ellos e intentar mantener una buena relación con el otro progenitor.

Tenemos que normalizar la nueva situación para que les afecte lo mínimo posible.

Esperanza de niño

En algunas circunstancias, el divorcio puede llegar a ser positivo si la relación entre ambos progenitores era muy mala y los hijos han sido testigos de todas las discusiones y conflictos.

El factor más importante que determinará como les afectará a los hijos el divorcio, es la forma en la que ambos progenitores gestionen emocionalmente el divorcio.

Acudir a un psicólogo puede servir de gran ayuda para asimilar la nueva situación, y recuperarse emocional y psicológicamente.

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *