Mantener la calidad de vida de mi matrimonio 🏠

Mantener la calidad de vida del matrimonio y querer divorciarse suele ser incompatible.

Separaciones y perdida de estatus social
Divorcio y calidad de vida

No se puede pretender querer mantener el confort que nos reporta estar casados con nuestro cónyuge pero no querer siguiendo compartiendo la vida con él o con ella.

Lo más importante es delimitar la titularidad y propiedad de los bienes que aportan la calidad de vida par así poder tener en consideración como afectaría un posible divorcio.

No se puede pretender mantener todo ni quedar bien con todo el mundo.

Con independencia de los derechos de las partes que puedan ser exigidos en proceso judicial, es dispositivo que las partes lleguen a un acuerdo al respecto.

No todo lo que se desprende de la calidad de vida es valorable económicamente.

Existen cuestiones muy valoradas por algunas personas de su matrimonio que revierten en su calidad de vida:

  • Estabilidad emocional.
  • Vivienda.
  • Vehículo.
  • Entorno social.
  • Tiempo libre y disponible , confort y ocio.
  • Comodidades y apoyos de familia y amigos.
  • Respeto y apariencia.
  • Auxilio y etapa en la vida cotidiana.

Cada persona tiene sus prioridades y debe de saber con qué deseo y proyecto inició el matrimonio, cuál es la situación actual y que quiere para el futuro.

Si se pierde calidad de vida con el divorcio merecerá la pena si así se valora por la persona que solicita el divorcio.

Si por el contrario se prefiere mantener un matrimonio que tal vez no sea como se quiere por mantener una calidad de vida común, es perfectamente legal, otra cosa es lo que pueda durar el matrimonio y la felicidad que le reporte a cada cónyuge.

No todo tiene un valor y eso es cuestión que debe de valorar cada persona.

Qué quiere, qué tiene y que posibilidades tiene de compatibilizar ambas cuestiones, lo que se quiere y lo que se puede tener.

Régimen económico matrimonial:

En función del régimen económico matrimonial y el momento en el que se haya adquirido cada bien o propiedad se delimitará la proporción de titularidad de cada uno de ellos.

A continuación indicaremos un enlace que le puede ayudar a entender claramente cuál es el régimen matrimonial de propiedad aplicable a cada uno de sus bienes y deudas: Cambio de régimen económico matrimonial.

En síntesis, si no han realizado capitulaciones matrimoniales y se han casado en España en territorio común (ni Cataluña ni Comunidad Valenciana) ostentarán sociedad de gananciales y todo lo adquirido durante el matrimonio, los ingresos durante el matrimonio, así como las rentas durante el matrimonio de los bienes privativos .

Si se han casado en Cataluña o Comunidad Valenciana o han otorgado capitulaciones patrimoniales para ostentar separación de bienes, no tendrán bienes comunes sino que cada uno será el titular de los bienes adquiridos por cada uno de ellos.

En su caso también podrán haber bienes en régimen de copropiedad.

Compensación económica:

En los casos en los que se entienda que concurre una descompensación entre cónyuges de tal calado que proceda la compensación se podrá establecer una pensión compensatoria.

Ello supondría que uno de los cónyuges que se considere que ha salido mejor parado con el matrimonio tenga que abonar a la otra parte una determinada compensación en favor del cónyuge que se entienda que han salido más perjudicada con el divorcio.

Si quiere conocer cuáles son los requisitos establecidos legalmente en España para el establecimiento de una pensión compensatoria pueden acceder al siguiente enlace:

Requisitos para pensión compensatoria en España.

De entre otros requisitos en esencia se valora la dedicación de los cónyuges al matrimonio. Los años de matrimonio, la edad, el estado de salud, el sacrificio laboral de cada uno de los cónyuges…. etc.

[Total:3    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *