Reflexión sobre el divorcio en España

¿Qué reflexión merece el estudio de la institución del matrimonio actualmente en España?.

La importancia de la reflexión en el procedimiento de separación
Reflexionar divorcio

Actualmente el matrimonio por desgracia ha perdido su valor por la degradación que en parte se ha realizado respecto del mismo.

Hasta 1981 no se pudieron tramitar divorcios en España, parece algo muy lejano, pero por desgracia no lo es tanto, son 38 años a día de hoy.

A partir de 1981 sí que se podía acudir al divorcio pero con ciertas limitaciones y condicionantes lo cual tampoco permitía ni jurídicamente ni socialmente pues la sociedad era muy tradicional y no facilitaba las separaciones libres.

Antes las personas se casaban para construir una familia y ahora nos casamos para ser felices. El enfoque es totalmente diferente.

La tendencia actual, unida a la vertiente más superficial y materialista nos ha llegado a devaluar los valores del matrimonio de manera que existe una tendencia divorcista en la que matemáticamente la mayoría de los matrimonios acabarán en ruptura y es una pena.

A pesar de ello la pena mayor es aguantar un matrimonio infeliz, de tal manera que lo más importante que nos debe de hacer reflexionar es si es acertada nuestra decisión ideal de casarnos pues se tiende a la precipitación y si tenemos el tipo de relación sana que sería deseable.

Reflexión sobre la decisión de divorciarme o separarme:

La decisión de mantener un matrimonio o divorciarse o separarse debe de ser fruto de reflexión. Parece que cuando escuchamos la palabra “pensar en divorciarme” es algo necesario cuando nuestro matrimonio no está bien, pero la decisión de mantener el matrimonio no suele ser reflexiva en muchos casos sino que “nos dejamos llevar”.

No sólo debemos de reflexionar en el momento del divorcio sino también y con más importancia durante el matrimonio, precisamente para mantener un matrimonio consciente y prevenir el divorcio o al menos favorecer que de producirse esté se pueda reconducir de mutuo acuerdo.

Existen tres posibilidades dentro de una situación de ruptura que vamos a relatar de mejor a peor:

  • Un divorcio de mutuo acuerdo.
  • Un divorcio contencioso.
  • Un matrimonio infeliz que no se divorcia.

Perder el miedo al divorcio express:

Parece que estamos acostumbrándonos al divorcio en nuestro entorno pero no concebimos aún nuestro propio divorcio pues lo consideramos imporbable o remoto.

Pues bien, como ya hemos divorcio estadísticamente el divorcio de un matrimonio en España por desgracia es lo más probable.

El panorama del derecho de familia ha sido revolucionado por las Divorcionetas, están plenamente aceptadas y normalizadas, pueden incluso parecer algo gracioso si nuestro matrimonio va bien, pero sino ser muy incómodas.

Hay muchos matrimonios que prefieren acomodarse en su infelicidad y no vivir un matrimonio pleno. Esta situación puede ser perfectamente válida si ha sido el resultado de un proceso de reflexión. En cambio si simplemente ha sido por haberse dejado llevar por la inercia matrimonial estaremos ante un problema.

Tenemos que perder el miedo al divorcio express de mutuo acuerdo sino tener miedo real al divorcio contencioso y a lo que es peor, el matrimonio contencioso que es aquel que se mantiene infelizmente. El problema no es tener una Divorcioneta aparcada en nuestra puerta sino no haber sido capaz de reflexionar sobre lo bueno y malo, el pasado, el presente y el futuro de nuestra relación de pareja o matrimonio.

Partiendo de esa base

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *