Intentar no discutir antes de la firma

Intentar no discutir antes de la firma del divorcio o la separación:

 

Las discusiones son algo normal en el contexto de un determinado matrimonio que se va a separar o divorciar, pero en algún momento, sede de “coger el toro por los cuernos” y ser capaz de sentarnos con nuestra pareja y poder plantear la posibilidad de divorciarnos o separarnos, a pesar de lo cual depende de cómo se desarrolle la situación, es posible que acabe en una tremenda discusión, o que se normalice con un acuerdo sencillo y asumido sin ninguna incidencia para ambos cónyuges.

 

Una vez tomada la decisión de tramitar el procedimiento judicial de separación o divorcio, no tiene sentido discutir por cuestiones de pareja, pues está terminando la relación, lo mas inteligente sería centrarnos en todas aquellas cosas a regular, pues si removemos los “fantasmas de la relación”, probablemente no será posible la firma del proceso amistosa, si en todo caso por lo contencioso, aunque dicha opción es más complicada, tanto por mayor precio, plazo y enfrentamiento para los cónyuges.

[Total: 0   Promedio: 0/5]