Regimen economico matrimonial de matrimonio separado o divorciado

Régimen económico matrimonial de matrimonio separado o divorciado:

Desde el momento en el que un matrimonio se separa o se divorcia, se disuelve su régimen económico matrimonial, pues no es posible mantener el régimen económico matrimonial si no existe un matrimonio, pues lo principal es el matrimonio, y lo accesorio es el régimen económico matrimonial. Es indiferente que exista bienes gananciales o separación de bienes.

Mediante las capitulaciones matrimoniales ante Notario se podrá modificar el régimen económico siempre y cuando exista matrimonio. En los casos en los que un matrimonio separado se reconcilie, volverá a existir matrimonio pleno, pero estará sometido al régimen económico de separación de bienes por defecto, y si lo desean modificar, deberán de otorgar capitulaciones.

Hemos de otorgar la naturaleza a cada bien conforme a la situación de los titulares del mismo, pues se deberá de atribuir de acuerdo a la situación existe en el momento de la adquisición. Si es antes del matrimonio, evidentemente bienes propios a cada persona conforme porcentaje de propiedad, de ambos durante el matrimonio en bienes gananciales, y de cada uno de los esposos en proporción a su porcentaje en el caso de que exista separación de bienes. En los casos en los que una propiedad se adquiera en la situación de separación o divorcio, la naturaleza del bien será propio a cada uno de los ex cónyuges en la proporción de su adquisición.

El dinero existente en las cuentas bancarias se consideran en proporción a los titulares existentes, los muebles conforme Código Civil en primer lugar al poseedor (si no existe título), y los inmuebles conforme se haga constar en la escritura pública de adquisición notarial o la resolución judicial; pues sólo en esos casos el cambio de titularidad podrá inscribirse en el Registro de la Propiedad. Pude preguntarnos todas sus dudas, somos expertos en procesos matrimoniales.

[Total:2    Promedio:5/5]

¿Cuando es posible una reconciliación matrimonial?

¿Cuando es posible una reconciliación matrimonial?.

Existen dos ámbitos en los que entra en juego cualquier procedimiento familiar y sentimental, por un lado la vida real, y por otro la legalidad que la regula oficialmente. Hemos de dejar claro que las reconciliaciones en el ámbito personal no necesitan ningún tipo de reconocimiento jurídico, pues cualquier persona, incluidos por supuesto las personas separadas y divorciadas tienen derecho a entablar relaciones de pareja, sentimentales y sexuales con quien considere oportuno, pudiendo ser una nueva persona, o incluso nuestra ex pareja. No existe el abandono de hogar ni la obligación de fidelidad, de manera que puede hacer su vida íntima como considere oportuno sin ningún tipo de limitación adicional al consentimiento y voluntad de la persona con la que la entablamos.

En el ámbito legal, sólo cabrá la posibilidad de tramitar un procedimiento de separación matrimonial en los casos de matrimonios separados (no divorciados) pues el vínculo matrimonial no está disuelto (como ocurriría en el divorcio) sino únicamente suspendido. Para tramitarlo se deberá de acudir al mismo proceso en el que se tramitó la separación, ya sea judicialmente (ante el mismo Juzgado) o notarialmente (ante el mismo Notario, o aquel que se haya quedado con su protocolo de sucesión notarial). Por ello, en resumen, un matrimonio que esté separado podrá reconciliarse de manera que el matrimonio volverá a ser válido y desplegar plenos efectos (desde el primer y único momento de su celebración) con la única diferencia, de que su régimen económico matrimonial será el de separación de bienes con independencia de cual tuvieran antes de la separación. En el caso de matrimonios separados que quieran reconciliarse y hacer público y oficial su relación, deberán de contraer un nuevo matrimonio que tendrá efectos desde la fecha de su celebración. Otra opción es inscribirse en el Registro de parejas de hecho (no cuenta con el mismo reconocimiento que la institución del matrimonio), o incluso mantener la relación sentimental sin necesidad de contraer matrimonio si así lo consideran conveniente, a pesar de estar divorcicados pueden compartir sus vidas con los mismos derechos que cualquier otra pareja sin ningún tipo de limitación.

Acceso a Reconciliación Matrimonial.

[Total:1    Promedio:5/5]