¿TENGO QUE CONVIVIR CON MI PAREJA AUNQUE NO LA AGUANTE?

¿TENGO QUE CONVIVIR CON MI PAREJA AUNQUE NO LA AGUANTE?.

 

Desde el momento de la ruptura y hasta que se formaliza la separación o divorcio, existe un periodo de tiempo denominado, separación de hecho, ese momento en el que el matrimonio aún está casado, pero han terminado la relación sentimental, y en ese caso, ¿tengo la obligación de convivir con mi pareja aunque no la aguante?, evidentemente no, no estamos obligados a convivir ni aguantar la convivencia, pero tampoco tenemos derecho a echar a nuestro cónyuge, ya sea marido o mujer, de la vivienda conyugal, de manera que el cónyuge que efectivamente no aguante al otro, podrá optar por marcharse del hogar familiar, pero lo que nunca podrá es forzar la marcha del otro, por ello, obligación de convivir no existe, pero tampoco libertad para decidir ulilateralmente qué miembro de la pareja se queda en el uso y disfrute del domicilio familiar, que en la mayoría de los casos, suele ser el problema real, al igual que el reparto de los bienes matrimoniales.

No debe de preocuparse por la posibilidad de recibir una denuncia por abandono de hogar, pues no existe desde el años 2005 en el que cambio la Ley y se suprimió dicha tpicidad, en la actualidad es perfectamente legal vivir de modo separado a pesar de estar casados, pero el problema estará en la posibilidad de llegar a un acuerdo razonable, pues ambos tienen derecho al uso de la vivienda, y al no dar en muchos casos el brazo a torcer, se llegan a producir convivencias insoportables, que se deben de tratar de evitar usando el sentido común. Es muy importante adaptar la regulación a las circunstancias y necesidades de cada familia en su conjunto y de cada miembro de la familia individualmente.

[Total:2    Promedio:5/5]